El Diseño, clave en el posicionamiento empresarial

El trabajo de diseño profesional está claramente menospreciado por los pequeños negocios. Para una pyme, el presupuesto en imagen, identidad o creatividad es uno de los primeros en reducir e incluso a veces no llegan a tener un asiento en los gastos de la empresa.

Los directivos de pequeños negocios, intentan cubrir las necesidades básicas de identidad corporativa, web o diseño editorial. En ocasiones, estas tareas son delegadas en personas del personal poco cualificada de la empresa que además realizan otras tareas, no son especialistas. También se contratan servicios externos, freelance y demasiado ocasionalmente, lo cual demuestra que el diseño no está entre las prioridades de los directivos de pequeñas empresas.

Esta estrategia de buscar presupuestos low cost o menospreciar el poder del diseño gráfico como medio de promoción e imagen de la empresa, conduce a terribles conclusiones y me atrevo a decir que a pobres resultados.

El diseño de la empresa debería estar presente en cualquier acción que se realice, ya sea comercial, empresarial, estratégica, etc.

El diseño transmite sensaciones

Credibilidad, elegancia, profesionalidad, apariencia pueden ser valores que se transmitan a través del diseño de tu marca o imagen.

El diseño cuenta historias

En ocasiones, la filosofía de una empresa es díficil de explicar con palabras pero muy sencilla de transmitir con imagen y diseño corporativo.

El diseño puede ser diferenciador

No hay lugar a dudas que si tu competencia tiene una imagen peor que la tuya, un cliente puede equilibrar su decisión a favor de tu empresa.

El buen diseño es rentable

Una inversión en marca, diseño, imagen coporativa es rentable desde el momento en que se integra en la empresa. La coherencia estética y empresarial van de la mano.

Inversión constante mejor que ocasional

Es recomendable realizar inversión constante y acorde a la actividad de la empresa. Una estrategia con objetivos marcados, será más eficaz que inversiones puntuales que incluso pueden ser más costosas de implementar.

El diseño no es algo a tomar a la ligera. Desde un logotipo a una imagen corporativa completa, lograr la perfección en este trabajo es fundamental para alcanzar el éxito. Por lo tanto si lo tuyo no es el diseño gráfico y no quieres perder el tiempo, déjale este desarrollo a un profesional.

Una empresa especializada puede ayudarte con tu imagen corporativa ya que están innovando continuamente para adoptar las últimas técnicas de diseño gráfico, y esto es una gran estrategia de comunicación digital. Desde una carta, una presentación digital, un documento, un PDF, un correo electrónico, una tarjeta de visita o una imagen, todo debe invitar al usuario, potencial cliente o consumidor a saber más sobre ti y tenerte presente en sus compras.

Terminamos con una frase de la experta en diseño y economía, Xènia Viladàs: “El diseño es lo que confiere personalidad al producto; interviene desde su concepción hasta su comercialización, creando un continuum de sentido basado en los valores que representan a la empresa y la hacen única”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *